10 años de la Casa Árabe, el Centro Sefarad-Israel y la Casa África

  • Sociedad

10 años de la Casa Árabe, el Centro Sefarad-Israel y la Casa África

En esta década, Casa África ha demostrado ser un eficaz punto de encuentro entre personas, empresas, entidades públicas y movimientos sociales
En esta década, Casa África ha demostrado ser un eficaz punto de encuentro entre personas, empresas, entidades públicas y movimientos sociales

Conocedor de la privilegiada posición geográfica de España como nexo de unión entre América, África, Europa y el mundo árabe, y la enriquecedora historia cultural de nuestro país, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación impulsó la creación de una Red de Casas que estrechara los lazos entre España y distintas comunidades a nivel mundial.

Ahora, tres de ellas están enhorabuena. Pues la Casa Árabe, el Centro Sefarad-Israel y la Casa África cumplen 10 años de vida. Una celebración que ha servido para reflexionar sobre el camino que han recorrido hasta el momento y sus perspectivas de futuro.

Durante esta década, las tres Casas han realizado innumerables congresos, conferencias, exposiciones, actos musicales y presentaciones literarias con el fin de lograr el máximo objetivo por el que nacieron: acercar la cultura israelí, africana y árabe a la sociedad española.

A lo largo de este 2017 han desarrollado extensos programas repletos de eventos culturales cuyo broche final se celebró el  5 de diciembre, en el teatro Fernán Gómez de Madrid con Hamsa para soñar, un espectáculo donde se fusionaron elementos artísticos árabes, sefardíes y africanos.

Un show de música y danza que unifica estas tres culturas en una sola por medio del hamsa, un símbolo de protección que comparten judíos y musulmanes. Este nexo común se usa como base para la expresión artística y de espiritualidad de los bailarines Leilah Broukhim y Mohamed El Sayed, el músico multinstrumentista sudanés Wafir S. Gibril, el guitarrista José Luis Montón, el cantante árabe Aly El Halbawy y la cantaora Naike Ponce. Todos ellos crean un montaje multidiciplinar que incorpora danzas orientales, flamenco y música árabe, sefardí y africana.

Sefarad, la España judía

El Centro Sefarad-Israel es el instituto público más importante de España en pos de la cooperación y conocimiento de la comunidad judía. Fue fundado el 18 de diciembre de 2006 y es fruto de la colaboración entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), la Comunidad Autónoma de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

Su sede central se ubica en el madrileño Palacio de Cañete, la cual fue inaugurada por los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y el entonces presidente de Israel, Simon Peres, el 22 de febrero de 2011.

Así, a lo largo de estos años, el Centro Sefarad-Israel ha tratado de recoger y dar a conocer la historia y las tradiciones judías, tanto antiguas como contemporáneas, al público español. Para ello ha participado en eventos como el Festival de Arte Sacro, el Día Europeo de la Música, el Día Europeo de la Cultura Judía, la Noche de los Libros o la Noche de los teatros.

Sefardíes, antiguos españoles

En hebreo, Sefarad significa España. Una palabra que también identifica a los descendientes de aquellos judíos que fueron expulsados de nuestro país hace aproximadamente unos 500 años: los sefardíes. Por este motivo, en su acto central de celebración, el instituto quiso recordar especialmente la Ley de concesión de nacionalidad a sefardíes originarios de España de 2015.

Se trata de una reforma del código del Registro Civil que permite a estas personas el acceso a la ciudadanía española sin la necesidad de renunciar a otra nacionalidad y sin la exigencia de una residencia en España. Una medida que repara históricamente aquel éxodo y que, según las agrupaciones sefardíes, actualmente podría afectar a unos tres millones de ciudadanos

Además de todo esto, el Centro Sefarad-Israel mantiene estrechas relaciones con otras asociaciones hispanojudías como la Federación de Comunidades Judías de España y la Comunidad Judía de Madrid, que han dado lugar a proyectos conjuntos como la conmemoración del Año Nuevo Judío o la fiesta de Hanuká en espacios públicos.

Vínculos con África

Casa África abrió oficialmente sus puertas el 12 de junio de 2007 de la mano de Don Juan Carlos y Doña Sofía, y el presidente de Senegal en aquel momento, Abdoulaye Wade. Esta institución surgió como un consorcio formado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ciudad donde se encuentra su sede.

En esta década, Casa África ha demostrado ser un eficaz punto de encuentro entre personas, empresas, entidades públicas y movimientos sociales, permitiendo una relación más cercana entre España y el “continente negro”.

Esta institución celebra más de 200 eventos al año y ha conseguido elaborar una mediateca de más de 11.000 volúmenes. Asimismo, es muy activa en las redes sociales, donde ha creado una comunidad de 70.000 personas.

Por otra parte, entre las actividades más destacadas dentro de su programa conmemorativo sobresale la reunión diplomática que el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, mantuvo con los embajadores de España en África, con la intención de lanzar un nuevo “Plan África” que sirva como marco estratégico para lograr un impulso de la política exterior de España en el África subsahariana.

España y Al-Ándalus

Casa Árabe nació en 2006 y cuenta con sedes en Madrid y Córdoba. Durante este lapso ha recibido la visita de más de 114.300 personas, quienes han participado en actividades de todo tipo: ciclos de cine, conciertos, exposiciones, jornadas empresariales, seminarios, presentaciones de estudios, mesas redondas, cursos e incluso desfiles de moda.

Por ejemplo, algunas de las caras más famosas que han pasado por sus salones han sido el artista palestino Khalil Rabah, el director de cine iraquí Mohamed Al-Daradji, la fotógrafa siria Carole Alfarah, los literatos Amin Maalouf, Tahar Ben Jelloun o Yasmina Khadra y los músicos Naseer Shamma, Anouar Brahim o Amal Murkus, entre otros muchos.

Un centro de enseñanza

Conjuntamente, desde su apertura, la Casa Árabe ha tenido el deseo de enseñar y difundir el idioma árabe en España. De tal manera, su Centro de Lengua Árabe (CLA) se ha convertido en el instituto líder del país, con más de 6.500 alumnos.

Cursos que se han visto acompañados de actividades paralelas como talleres de caligrafía, congresos sobre la enseñanza del árabe como lengua extranjera y la publicación de manuales para el público infantil como “Basma”.

Asimismo, este centro ha mantenido un programa de eventos que ha seguido la actualidad árabe a través de un enfoque transversal, abordando temas relacionados con la situación de los musulmanes en toda Europa y combatiendo los estereotipos, la islamofobia y el racismo.

Además, la institución también ha querido velar por el legado de Al-Ándalus, del patrimonio árabe y andalusí existente en España y de la cultura árabe en nuestro país.