Arriba el telón

  • Artes
Artes escénicas

Arriba el telón

Compañía Nacional de Danza. Imagen: Kote Rodrigo (EFE)
Compañía Nacional de Danza. Imagen: Kote Rodrigo (EFE)
El talento de nuestros artistas de teatro, danza y lírica se gana el aplauso del público dentro y fuera de nuestras fronteras

Baile flamenco, ballet y danza contemporánea componen el mapa de la danza en España, que cuenta con grandes estrellas como Sara Baras o Igor Yebra. Nuestro país posee también un gran legado teatral, con una red de 400 espacios públicos donde se representan diariamente cientos de montajes, a los que hay que añadir el circuito de teatros privados. La afición a la lírica caracteriza también a España, que cuenta con escenarios emblemáticos como el Teatro el Real y el Teatro de la Zarzuela, así como con importantes festivales de ópera en muchas ciudades.  

Danza 

El Ballet Nacional de España es el gran embajador de la danza española en el mundo. Con su trabajo y dedicación, ha conseguido preservar y dar a conocer los diferentes estilos del baile español. Entre sus creaciones se encuentran desde coreografías basadas en el auténtico ballet clásico de nuestro país -la llamada escuela bolera-, hasta danza española estilizada, pasando por el imprescindible baile flamenco. Desde su creación en 1978 ha recibido numerosos galardones, entre ellos el Premio de la Crítica al Mejor Espectáculo Extranjero del Metropolitan de Nueva York (1988) o el Premio de la Crítica Japonesa (1991).

El flamenco, arte reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO 

El otro gran pilar de la danza española es la Compañía Nacional de Danza. Fue fundada en 1979 y tuvo como primer director a Víctor Ullate. A lo largo de su historia, bailarines de la talla de Maya Plisetskaya o Nacho Duato han encabezado la dirección artística de la CND. La compañía, dirigida por José Carlos Martínez, combina la nueva creación española con las grandes coreografías clásicas.  

España ha visto además nacer y crecer a bailarines que triunfan en los principales escenarios del mundo. Tamara Rojo, Ángel Corella, Lucía Lacarra e Igor Yebra son algunas de nuestras estrellas más internacionales.  

Flamenco

El baile flamenco es uno de los mayores tesoros del patrimonio cultural español y quizás la expresión artística española más internacional. Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010, este arte milenario, que combina cante y baile ha dado grandes nombres a la escena internacional de danza.

Una de las bailaoras de mayor proyección mundial es Sara Baras, que desde 1997 cuenta con su propia compañía. En el universo flamenco brillan también figuras como Antonio Gades (1936-2004), Cristina Hoyos o María Pagés, entre otros artistas.  

Teatro

España posee un impresionante legado teatral que se remonta a los siglos XVI y XVII y a dramaturgos como Lope de Vega (1562- 1635) y Calderón de la Barca (1600-1681). José Zorrilla (1817-1893), Valle Inclán (1866-1936) y Federico García-Lorca (1898- 1936), son sólo algunos de los representantes de la rica tradición teatral española que ha llegado hasta nuestros días.

Con el objetivo de conservar y promover este rico patrimonio artístico, el Instituto Nacional para las Artes Escénicas y la Música (INAEM) puso en marcha en 2014 Archivo online del Teatro Español. En este archivo se pueden encontrar fotografías, textos teatrales, estrenos de los últimos años, grabaciones de obras y archivos sonoros.

España cuenta con un género lírico propio: la zarzuela

Nuestro país cuenta también con una red de más de 400 espacios de exhibición públicos y un circuito de teatros privados, donde a diario se representan cientos de obras de teatro clásico y contemporáneo. Uno de los escenarios con más historia es el Teatro Romano de Mérida (Extremadura), que data del año 15 a. C. Cada año acoge el Festival Internacional de Teatro Clásico, en el que se representan grandes comedias y tragedias griegas y romanas. 

La lírica española

Plácido Domingo, Josep Carreras, Montserrat Caballé, Teresa Berganza, Ainhoa Arteta, María Bayo o el ya fallecido Alfredo Kraus son algunas de las grandes voces que ha dado la lírica española.

Muchos de ellos han pisado las tablas de una referencia mundial en el mundo de la ópera: el Teatro Real de Madrid. Inaugurado en 1850, se convirtió en 1997 en uno de los teatros más modernos y avanzados de Europa tras una profunda renovación que duró seis años. Por su escenario han pasado los más aclamados cantantes, directores de escena y músicos del mundo de la lírica. Temporada tras temporada el teatro acoge tanto producciones propias como los espectáculos más exitosos del momento.

España cuenta además con su género lírico propio: la zarzuela, que sigue conquistando al público en su versión más clásica. El Teatro de la Zarzuela es el escenario de referencia del llamado “género chico”, que, tras un proceso de renovación aún en desarrollo, seha situado, por derecho, a la misma altura que la ópera.